91 060 07 22
Contáctanos
▷ ¿Qué ocurre con la custodia de los hijos si no estás casado?
Saltar al contenido

¿Qué ocurre con la custodia de los hijos si no estás casado?

La cantidad de parejas de hecho o parejas no casadas se ha incrementado mucho en los últimos tiempos en España. Y básicamente, no presentan mayores diferencias con las parejas casadas, en relación a los deberes y derechos de los padres en relación con sus hijos. Por eso, muchos se preguntan ¿Qué ocurre con la custodia de los hijos si no estás casado? Pues, como toda pareja con hijos, esa es su mayor preocupación.

Al terminar la convivencia de una pareja de hecho es importante recurrir al procedimiento judicial que maneja las medidas paternofiliales. Básicamente, porque este procedimiento es el que regula los efectos de la separación en los hijos.

custodia de los hijos si no estás casado

En el caso de las parejas de hecho, para lo relacionado con los hijos son válidos los mismos criterios usados en las separaciones o divorcios de las parejas casadas. Pues para las leyes y el Derecho de Familia, no hay diferencias entre los hijos del matrimonio y los hijos extramatrimoniales. Por lo que aplica el proceso de guarda y custodia de los hijos, el cual estipula lo relativo a la patria potestad, guarda y custodia, visitas y pensión de alimentos.

Tramitar la custodia de los hijos puede realizarse de mutuo acuerdo, donde la pareja lleva al juez una propuesta del convenio regulador para la guarda y custodia. También se puede tramitar la custodia de los hijos de manera contenciosa, donde el juez es quien establece lo que aplicará en relación a la guarda y custodia.

Las medidas establecidas por el juez comprenden la patria potestad, guarda y custodia, calendario de visitas, pensión de alimentos e inclusive, uso de la vivienda familiar. Por lo importante que es el proceso de guarda y custodia de los hijos para la familia es fundamental encontrar abogados de Madrid que te acompañen y asesoren en el proceso.

Proceso de Guarda y Custodia de los hijos

Ante la ruptura de una pareja no casada que necesita abordar los aspectos relacionados a sus hijos menores, normalmente, se acude al proceso de guarda y custodia de los hijos. Igual que pasa en los casos de divorcio de las parejas casadas. Los aspectos primordiales que hay que considerar para establecer acuerdos, con la ayuda de un juez, son los siguientes:

Patria potestad

Normalmente, se otorga la patria potestad de los hijos menores a ambos progenitores, la cual deben compartir, salvo en eventualidades donde los niños corran algún riesgo o peligro.

Guarda y custodia

Usualmente, el juez concedía la guarda y custodia de los hijos menores a la madre y excepcionalmente, se la concedía al padre. No obstante, casi siempre se concede la custodia compartida, es decir, que ambos padres son responsables de la guarda y custodia para garantizar una situación equilibrada para los hijos.

La custodia compartida se otorga cuando los padres viven en la misma localidad o cuando comparten la misma vivienda familiar, aunque sea por un período de tiempo finito.

Nunca se concede la custodia compartida, si uno de los progenitores ha protagonizado actos de violencia contra el otro o si ha intentado atentar contra su propia integridad física.

Calendario de estancias y visitas

Para evitar conflictos y confusiones, hay que establecer un calendario de estancias y visitas en los que cada padre estará con sus hijos, en vacaciones o en período escolar. Inclusive se fija el horario exacto en que se realizarán las visitas, para que los menores sepan cuando y con cual progenitor estarán en cada momento.

Pensión de alimentos

Si algo es primordial para la estabilidad familiar es establecer el monto de la pensión de alimentos, a fin de cubrir sus necesidades diarias de los hijos. Esta asignación de la pensión de alimentos es independiente de la situación personal o laboral de los progenitores.

Pero es frecuente que uno o ambos padres pasen por una difícil situación económica, que en ocasiones, les impide afrontar su responsabilidad alimentaria con sus hijos. Por esos casos, el Tribunal Supremo estableció una pensión de alimentos llamada “mínimo vital”, es decir, una pensión que cubre los gastos imprescindibles de los hijos.

Algunas veces, se establece el domicilio de la pareja como la casa familiar donde residirán los menores y disfrutarán de su pensión de alimentos.

Abogados de Familia

¿Qué hacer para solicitar la custodia de los hijos si no estás casado?

Es imprescindible resaltar que ambos progenitores, aunque no estén casados, tienen derecho a solicitar la custodia de sus hijos. El primer paso para solicitar la custodia de los hijos si no estás casado es hacer una petición de guarda y custodia ante un juzgado de familia. Como la custodia de los hijos se puede tramitar de mutuo acuerdo o por la vía contenciosa, esta forma de iniciar el proceso hace que sea distinto. De mutuo acuerdo, la pareja de hecho le llevará al juez un convenio regulador para la guarda y custodia, que juntos desarrollan para los aspectos que involucra la custodia. En este caso, ambos padres pueden contratar un solo abogado que los represente a ambos en el proceso, porque están de acuerdo en lo que quieren para sus hijos.

Mientras que, por la vía contenciosa, cada padre contrata un abogado, para presentar una demanda y obtener la custodia de los hijos. En este otro caso, los términos de la guarda y custodia serán establecidos por un juez, a través de una sentencia, resultado de un juicio en el juzgado de familia.

Aunque el proceso de guarda y custodia es responsabilidad de los progenitores y de las leyes, el objeto del mismo, son los hijos y su bienestar. Por ello, durante los juicios por custodia se toma en cuenta a los menores en todo momento y en particular, si son mayores de 12 años. Dado que a partir de esa edad, se los considera más conscientes de la situación que están viviendo en casa. Por esa razón, se les consulta su opinión, para saber con cuál progenitor quieren vivir, lo que el juez tomará en cuenta para su dictamen final.