91 624 29 22
Contáctanos
🥇 Problemas con herencias entre hermanos ▷ Abogados de Madrid
Saltar al contenido

Problemas con herencias entre hermanos

Problemas con herencias entre hermanos
5 (100%) 6 votes




Pasa hasta en las mejores familias. Sí, los problemas con herencias entre hermanos son bastante más comunes de lo que puede pensarse. Sobre todo, si no hay un testamento que explique detalladamente cómo deben repartirse los bienes. Por eso, en este blog vamos a hablar sobre algunos problemas con herencias entre hermanos y dar algunas ideas sobre cómo solucionarlos.

Problemas con herencias entre hermanos




Conociendo algunos términos




Herencia sin testamento

La herencia sin testamento se conoce como ab intestato o sucesión intestada. En estos casos, es en el Código Civil donde se establecen los herederos y la proporción que debe recibir cada uno. De acuerdo con esta Ley, el orden a seguir en la herencia será los parientes del difunto – primero descendientes y luego ascendientes si aún los hubiere–, el/la cónyuge y el Estado. Es así como todos los hermanos, como descendientes del difunto, ocupan la misma posición para la repartición de la herencia.

Aceptación de la herencia

Este es un primer paso que debe darse al momento de la repartición de una herencia, pues no solo se heredan bienes, sino también deudas. La aceptación de la herencia es un acto libre y voluntario, por lo que debe expresarse la voluntad de aceptarla. De aceptarse, puede hacerse de forma pura y simple, incluyendo las deudas. También puede ser aceptada a beneficio de inventario, en cuyo caso el heredero acepta las deudas hasta donde alcance para cubrirlas con el patrimonio heredado.

Repartición de herencia




Una vez que se decide la aceptación de la herencia, se procede a la repartición de la misma entre los herederos, quienes pasan a ser los propietarios de los bienes. Y pueden comenzar los problemas con herencias entre hermanos, pues existen ciertas condiciones para realizarla. En primer lugar, es imprescindible que todos los herederos hayan aceptado o renunciado a la herencia como actos voluntarios, libres e individuales. En el caso de la renuncia, debe hacerse ante notario público. Si se acepta la herencia y se decide su repartición, son los coherederos quienes realizan el reparto de los bienes en común acuerdo.

Hermano sin derecho a heredar

Si bien hemos dicho que todos los hermanos ocupan la misma posición a la hora de heredar, existen casos en los cuales alguno puede quedar desheredado. Para que ocurra, debe demostrarse con pruebas, pues incluye casos como negligencia por omisión, calumnia, intento de asesinato o falta de relación del hijo hacia el padre o la madre. En estos casos, lo ideal es que haya quedado testamento en el que se indique expresamente si algún hijo queda desheredado.

problemas con herencias entre hermanos

Algunos problemas con herencias entre hermanos



No hay acuerdo para el reparto de los bienes

Puede ocurrir que no se llegue a ningún acuerdo de reparto o, incluso, que alguno de los coherederos no esté de acuerdo con repartir los bienes. El Código Civil contempla la solución a estos casos, siempre y cuando los coherederos que aceptan la repartición constituyan al menos el 50%.

  • A través de un juzgado o de una notaría se puede solicitar el nombramiento de un contador-partidor dativo. Se trata de abogados o notarios, con experiencia en la materia, con la misma potestad que si hubieran sido nombrados por testamento.
  • Se cita a todos los coherederos.
  • El contador-partidor dativo hará el estudio correspondiente para elaborar el cuaderno particional, en el que especificará los bienes que le corresponden a cada heredero.
  • El cuaderno particional debe ser aprobado por todos los coherederos. A falta de acuerdo de aprobación, quedará aprobado por el funcionario designado como partidor y asentado en documento público.




Cuando hay acuerdo para el reparto de los bienes, pero…

Que se haya llegado a un acuerdo para realizar la repartición de los bienes, no implica todavía que se hayan resuelto los problemas con herencias entre hermanos. Existen algunas situaciones bastante habituales que pueden complicar la situación.

  • No hay acuerdo sobre los bienes que deben ser incluidos en la repartición.
  • No hay acuerdo sobre las deudas que deben incluirse en la repartición.
  • No hay acuerdo sobre el momento de hacer la repartición.
  • No hay acuerdo sobre el valor de los bienes.
  • No hay acuerdo sobre la gestión de los negocios familiares.
  • No hay acuerdo sobre la repartición de tierras.
  • Falta de registro de todos los bienes.
  • No hay acuerdo sobre el derecho sobre los bienes a favor de ciertos hijos.

Los problemas con herencias entre hermanos cuando fallece un hermano

Hasta ahora, las situaciones planteadas contemplaban el fallecimiento del padre o la madre y la repartición de la herencia con respecto a los hijos. Pero también existen problemas con herencias entre hermanos cuando el que fallece es un hermano. La repartición de una herencia a hermanos no es tan común, pero ocurre en casos en los que el fallecido no tuviera descendencia, padre o madre vivos, o cónyuge.







Los hermanos son los últimos familiares en heredar cuando no existe testamento. Nuevamente, el Código Civil tiene la respuesta y propone la repartición de acuerdo al vínculo carnal. Este postula que los hermanos de doble vínculo –hermanos por parte de padre y madre– heredarán en partes iguales. De existir medio hermanos, heredarán la mitad de lo heredado por los hermanos de doble vínculo.

¿Cómo evitar los problemas con herencias entre hermanos?

En principio, lo natural es que los padres hereden a los hijos y que lo hagan pensando en que no habrá problemas con herencias entre hermanos. Sin embargo, como hemos visto, no siempre ocurre. Para prevenir los problemas, lo ideal es dejar un testamento lo más especificado posible en cuanto a los bienes a legar. Para eso, es aconsejable tener una valoración precisa de cada uno de los bienes y, de poder ser, con registro fotográfico.

Dentro del ciclo de la vida, la muerte es una etapa que tarde o temprano llega. Lo ideal es adelantarse a los acontecimientos y hablar sobre las inquietudes que tanto padres como hijos tienen sobre qué hacer cuando llegue el momento. Los bienes a heredar, sean muchos o pocos, son siempre un motivo de preocupación que puede resolverse mejor dentro de la familia.