91 624 29 22
Contáctanos
▷ ¿Puedo recurrir una multa de aparcamiento en zona azul?
Saltar al contenido

¿Puedo recurrir una multa de aparcamiento en zona azul?

Aparcar en las grandes ciudades se ha convertido en un inconveniente, porque, usualmente, es difícil encontrar lugares donde estacionar. Y es que, la presencia masiva de automóviles en las ciudades hace difícil estacionarse y aparcarse en cualquier sitio, puede significar una multa, con todos los problemas que esto trae.

¿Puedo recurrir una multa de aparcamiento en zona azul?

Atendiendo a esta problemática, en ciudades como Madrid o Barcelona, se han destinado lugares para aparcar en zonas difíciles como el centro de la ciudad y sus áreas aledañas. Estos lugares se conocen como Zona Azul, los que obedecen a la necesidad de ofrecer aparcamiento en áreas urbanas, cercanas a escuelas, hospitales o centros comerciales.

Las zonas azules pretender dar un servicio aprovechable por muchos conductores y así facilitarles hacer sus diligencias e inmediatamente abandonar el lugar de aparcamiento. Para que está rotación se dé, usualmente, hay parquímetros colocados en esta zona, cuyo costo es alto y cuyo tiempo de utilización es muy corto.

Lo que debes considerar, es que aunque el costo del estacionar en la Zona Azul es caro y el tiempo corto, más costoso aún es tener que pagar una multa. Una multa de aparcamiento en zona azul es un dolor de cabeza, así que hay que estar pendiente de no agotar el tiempo del parquímetro, para no ser sancionado. Una vez colocada la sanción, la gran pregunta es: ¿Puedo recurrir una multa de aparcamiento en zona azul?

Si no lo sabes, antes de pagarla, documéntate porque recurrir una multa de aparcamiento en zona azul no, necesariamente, es tan complicado como parece. Para saber si puedes recurrir una multa de aparcamiento en zona azul, necesitarás el apoyo de especialistas que te guíen. Por eso, te recomendamos buscar abogados de Madrid, que te orienten acerca de los pasos a seguir para lograr recurrir tu multa.

Zona Azul

Una Zona Azul hace referencia a zonas de aparcamiento definidas por el Ayuntamiento de la ciudad, donde pagas, a través de parquímetros, por estacionar. La Zona Azul regula el estacionamiento urbano de los vehículos calificados como visitantes, en otras palabras, que no son de residentes del área. Las zonas azules están señalizadas con rayas de ese color en el suelo, donde hay parquímetros colocados de forma tal que los conductores tengan acceso a ellos.

En la Zona Azul, puedes aparcar mientras dispongas de un comprobante del parquímetro durante el período que señale el documento. Adicionalmente, los conductores deberán tomar el ticket del parquímetro y colocarlo dentro del vehículo en un lugar visible desde afuera. Esto, te ahorrará inconvenientes posteriores, como multas o sanciones, así que agarra el ticket y colócalo en el parabrisas.

El objetivo de crear estas zonas azules es propiciar una rotación elevada de vehículos en las áreas urbanas cercanas a zonas comerciales, hospitales o escuelas. De esta forma, se fomenta que varios conductores puedan utilizar los lugares mientras hacen sus gestiones, dejándolas libres al finalizar, evitando así, estadías prolongadas.

En Barcelona, por ejemplo, hay unos diez mil lugares para estacionar dentro de la Zona Azul. Las zonas azules funcionan durante días y horas establecidos por el Ayuntamiento, donde tanto los días como las horas varían de una ciudad a otra. Entonces, cuando vayas a aparcar tu vehículo, revisa bien si estás dentro del horario de funcionamiento de la zona azul, para saber si tienes que pagar o no.

¿Puedo recurrir una multa de aparcamiento en zona azul?

Multa de aparcamiento en zona azul

Tener una multa de aparcamiento en zona azul es una situación a la que muchos conductores ya se han enfrentado alguna vez. Las razones más comunes para recibir una multa de aparcamiento en zona azul son:

  • Haber excedido el tiempo estipulado por el parquímetro.
  • No haber colocado el comprobante que acredita el pago del estacionamiento.
  • Haber colocado el comprobante en forma inadecuada.
  • Colocar varios comprobantes de pago.
  • No pagar por estacionar en la zona azul.

El comprobante debe estar en el salpicadero o tablero de mandos del automóvil, con todos los datos legibles desde el exterior y debe haber un único comprobante. Normalmente, en las zonas azules hay controladores que patrullan y revisan el cumplimiento de las normas de estas áreas por parte de los conductores. Estos controladores son los que ante los incumplimientos sancionan y colocan las multas.

Recurrir una multa de aparcamiento en zona azul

Generalmente, las multas o sanciones de tráfico se pueden recurrir dentro del plazo estipulado para hacerlo y las multas de aparcamiento en zona azul no son la excepción. Lo imprescindible es hacerlo de la forma correcta y en el tiempo estipulado.

Por ello, si vas a recurrir una multa de aparcamiento en zona azul es aconsejable contar con especialistas en la materia. Abogados que orienten el recurso para recurrir la multa, utilizando argumentos y pruebas apropiados para lograr el objetivo.

En una zona azul, la mejor prueba a usar es el comprobante o ticket del parquímetro, porque éste tiene toda la información fidedigna de lo ocurrido. Específicamente, el ticket indica fecha y hora del estacionamiento, el tiempo pagado y a veces, hasta tiene la matrícula del coche.

Debido a esto, es recomendable guardar los tickets de estacionamiento en zona azul durante al menos seis meses. Puesto que, aunque es normal encontrar la denuncia en el parabrisas del vehículo, éste es un aviso meramente informativo. La multa es formalizada a través de una notificación de la sanción, la que en algunas oportunidades puede tardar en llegar. El plazo para recurrir una multa de aparcamiento en zona azul comienza una vez que es recibida la notificación de la sanción.

Recurrir una multa de aparcamiento en zona azul conlleva una serie de pasos, que hay que hacer cuidadosamente para que no la invaliden, sino pagarás el total de la multa. Por eso es importante, tener en cuenta que para recurrir una multa de aparcamiento en zona azul hay que cumplir con los siguientes requisitos:

  • Después de recibir la notificación de la sanción, no deben haber transcurrido más de 20 días.
  • En el recurso que se introduzca para recurrir la multa, deben aparecer la marca y modelo del vehículo, la matrícula, el número de expediente y fecha de la denuncia.
  • Deben entregarse las alegaciones que validan nuestro recurso para recurrir la multa.

Hay que prestar atención a todos los detalles de la notificación de la sanción al momento de redactar las alegaciones, porque pueden ser la clave del éxito del recurso.