91 624 29 22
Contáctanos
▷ 【 Requisitos para recibir pensión compensatoria 】 en caso de divorcio
Saltar al contenido

Requisitos para recibir pensión compensatoria en caso de divorcio

El divorcio tiene muchas consecuencias para todos los miembros de la familia que se está separando, además de los obvios que puedas ver a simple vista. Pues, usualmente, origina cambios en la dinámica familiar, que traen como consecuencia el desequilibrio económico de uno de los miembros de la pareja. Generalmente, ese desequilibrio económico afecta al cónyuge que estaba dedicado al cuidado de los hijos y del hogar, sin tener ingresos por otra vía.

Requisitos para recibir pensión compensatoria en caso de divorcio

Esta situación es la razón que hace que a éste cónyuge, por ley, le corresponda recibir pensión compensatoria en caso de divorcio. Son muy habituales en los casos de divorcio, las controversias que surgen en torno al derecho o no de obtener una pensión compensatoria. Esta pensión es una pensión de alimentos para el cónyuge, que obedece a la necesidad de corregir el desequilibrio económico ocasionado por el divorcio. La  idea de esta pensión es igualar las posibilidades económicas de ambos padres, para atender las necesidades básicas de todos los miembros de la familia.

Se la llama pensión compensatoria para diferenciarla de la pensión de alimentos, que es la que corresponde a los hijos. Para cumplir con los pasos y requisitos necesarios para recibir pensión compensatoria en caso de divorcio, te recomendamos asesorarte con abogados especialistas que te acompañen en el proceso.

Requisitos para recibir pensión compensatoria

El derecho a recibir la pensión compensatoria nace exactamente cuando se rompe el vínculo matrimonial y en ese momento, debe ser reclamada. Postergar la decisión de solicitar esta pensión puede acarrear que la misma sea negada, debido a que durante el período que no se solicitó, se vivió sin ella.

El requisito indispensable para solicitar la pensión compensatoria es que, antes, haya existido un matrimonio, cuyos cónyuges estén iniciando su divorcio. Debido a este requisito, no es posible otorgar una pensión compensatoria a las parejas de hecho, quienes solo pueden solicitar una indemnización a través de un juicio.

El artículo 97 del Código Civil, estipula un conjunto de requisitos para verificar si es procedente o no la pensión. Estos requisitos para recibir pensión compensatoria en caso de divorcio son los siguientes:

  • Tiempo de duración del matrimonio.
  • Edad del cónyuge solicitante de la pensión.
  • Informe del estado de salud del solicitante.
  • Tiempo dedicado a la familia.
  • Patrimonio del solicitante, que pudiera generarle rentas.
  • Posibilidades del solicitante de acceder al mercado laboral, a través de un análisis de su formación académica y la edad para incorporarse al mercado laboral.
  • Lugar de trabajo del solicitante, a fin de verificar que la empresa no es propiedad del cónyuge del cual se está divorciando.

Cumplir con todos estos requisitos es la única manera de garantizar que te otorguen la pensión en caso de divorcio.

Monto de la pensión compensatoria

No existe una fórmula para calcular el monto de la pensión, pues depende de los ingresos del cónyuge que la pagará y de los gastos del cónyuge que la recibirá. Entonces, los criterios que usan los tribunales en sus resoluciones para determinar una cantidad apropiada pueden variar en su forma de calcularla. Inclusive toman en cuenta, la edad y la formación profesional del cónyuge que recibirá la pensión, para evaluar las posibilidades que tiene de generar ingresos propios.

El procedimiento a través del cual se calcula el monto de la pensión compensatoria es parecido al utilizado para calcular la pensión de alimentos de los hijos:

  • Se ponderan los ingresos del cónyuge obligado a abonar la pensión y
  • Se ponderan los gastos del cónyuge que va a recibir la pensión.

Aunado a esto, muchos tribunales han establecido que el monto apropiado de la pensión no debe exceder el 30 % de los ingresos netos del cónyuge obligado a pagarla.

Con estas premisas, queda establecido el monto de la pensión, haciendo la salvedad de que dicha cantidad deberá actualizarse anualmente.

Para realizar esta actualización anual del monto de la pensión, debe tomarse en consideración el Índice de Precios al Consumo (IPC). La idea de mantener actualizado el monto de la pensión, conforme al IPC, se debe a la necesidad de que el dinero no pierda su poder adquisitivo. Actualizar el monto de la pensión es una obligación que queda establecida a través de la sentencia judicial emitida por los tribunales donde se tramita el divorcio. Así que el cónyuge obligado a pagar, no tiene que esperar solicitud alguna por parte del cónyuge que recibe la pensión, para actualizarla, sino que debe hacerlo automáticamente.

Es importante resaltar que, si el monto de la pensión excede los 11.200 euros anuales será considerado una renta, por lo que estará sujeto al pago de impuestos. Específicamente al IRPF, razón por la que el cónyuge que paga la pensión podrá desgravarla en su pago de impuestos.

reclamar dinero

Duración de la pensión compensatoria

Otro de los puntos más controvertidos en el proceso de divorcio es conocer la duración de la pensión compensatoria. Ambas partes están interesadas en conocer esta información, una parte quiere saber durante cuánto tiempo se recibirá la pensión y la otra, quiere saber durante cuánto tiempo la pagará.

Un dato interesante respecto a la pensión compensatoria es que ésta puede ser temporal o indefinida. Establecer si la pensión es temporal o indefinida responde a la evaluación de la edad de quien recibe la pensión, así como sus posibilidades reales de acceder al mercado laboral.

La pensión puede ser temporal, pues existen casos en los que se fija un período de tiempo en el que se pagará la pensión para luego terminarla. De hecho, el Código Civil en su artículo 101 establece dentro de las causas de extinción de la pensión, el contraer matrimonio nuevamente.

Otra de las opciones para extinguirla es capitalizando la pensión, ya sea mediante dinero o un bien patrimonial. Este intercambio del monto de la pensión por una suma grande de dinero o de un bien patrimonial, es visto por el cónyuge que recibe la pensión como una seguridad. La seguridad de que seguirá contando con lo suficiente para afrontar sus gastos, porque esta capitalización de la pensión perdurará en el tiempo de alguna manera. Esta percepción de seguridad hace que se realice este intercambio luego de un tiempo de estar recibiendo la pensión.

En conclusión

Para estar seguros de cumplir con los requisitos para recibir pensión compensatoria en caso de divorcio se recomienda contar con la asesoría de abogados especializados en Derecho de Familia. Quienes podrán guiarte y aconsejarte en todo este proceso como parte de las acciones a realizar al momento en que decidimos divorciarnos.